Review de TKKJ TK116W Vitality

El TKKJ TK116W Vitality es un dron cuyo nombre resulta algo difícil de recordar, una pena, teniendo en cuenta que la marca ha trabajado muy bien otros aspectos distintos del marketing, como por ejemplo el diseño. Este modelo destaca por plegarse muy bien, consiguiendo un tamaño muy compacto cuando está completamente plegado (15 x 17 x 5,8 cm), algo que facilita su transporte y el guardarlo dentro de casa.

TKKJ tk116w plegado

Otra de las primeras cosas que nos ha llamado la atención es su mando a distancia que, a diferencia de los que llevan otros drones, cuenta con un diseño distinto, de líneas redondeadas donde se ha eliminado cualquier adorno que pueda distraer a la hora de manejar el aparato, y que resulta cómodo de usar.

Cuenta con los habituales joystics para controlar el movimiento y un botón central de encendido y apagado. En la parte superior, a cada lado, tiene un set de 3 botones. Los tres de la izquierda, son para activar la grabación de vídeo, sacar fotos y hacer giros de 360º respectivamente. Los tres de la derecha son para cambiar el modo de velocidad (hay dos, uno más rápido y otro más lento), activar el modo headless o la “vuelta a casa” y controlar la luz.

dron TKKJ tk116w

En el paquete viene un pequeño accesorio que nos permite acoplar nuestro móvil al mando, ya que este modelo es FPV y tiene conectividad wifi. Podremos de esta forma manejarlo también desde el teléfono descargando la app. Con ella podremos dibujar una ruta sobre la pantalla y el quadcopter la seguirá de manera automática y ver qué imágenes está tomando con la cámara. También podemos usar el móvil con independencia del mando para controlarlo de forma fácil e intuitiva, simplemente girándolo a un lado o a otro.

Tanto el control remoto como el dron tienen un acabado en plástico de color negro. Este dron tiene además unas pequeñas líneas en color amarillo al comienzo de cada brazo. Debajado de cada uno tiene una luz LED. Las de delante son verdes y las de atrás son rojas para facilitarnos la orientación. También en la parte frontal hay dos pequeñas luces blancas. También en el frontal, pero más abajo, se encuentra la cámara, que permite grabar en resolución de 720p.

En la parte trasera tiene una pestaña para el compartimento de la batería, el cual podemos extraer fácilmente deslizándolo. La batería es de 3.7V y tiene una capacidad de 1300mAh, lo que permite vuelos con una duración de 10-12 minutos. Se agradece que en el paquete incluyan 3 baterías.

Ya hemos comentado antes que cuenta con dos importantes funciones: el modo headless, con el que podremos dirigir el cuadricóptero en la dirección del joystick con independencia de donde esté el frontal, y la “vuelta a casa”, función que permite que regrese automáticamente al punto de partida presionando un botón. Además de estas, hay que mencionar que cuenta con barómetro y podemos mantener el dron suspendido en el aire y conseguir vuelos más estables.

El TKKJ TK116W Vitality cuesta menos de 60 euros, un precio muy bueno teniendo cuenta sus características. Puedes conseguirlo aún más barato en la tienda rcmoment.com con este cupón con el que te descuentan 11$: TK92

Y si buscas un dron plegable aún más barato, en esta misma tienda tienen el DHD D5 por solo 16 euros. Este dron, completamente plegado, adopta una forma rectangular y cabe en la palma de la mano. Comparte además algunas funciones con el Vitality: es FPV, tiene barómetro y modo headless, aunque en otros aspectos, como la resolución de la cámara, es menos avanzado. La cámara del DHD D5 graba en 480p.

dron dhd d5

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>