Drones baratos para principiantes

Si quieres iniciarte en el mundo de los drones, nada mejor que unos modelos sencillos y manejables para los que no están muy duchos en quadcopters. El sector de los vehículos aéreos no tripulados ha despegado, nunca mejor dicho, de una forma que nadie esperaba. En los últimos años han aparecido multitud de fabricantes y aparatos cada vez más sofisticados destinados principalmente a hacer fotografías y grabar vídeos, lo cual abre el abanico de actividades hasta límites insospechados: drones espías, uso militar, filmaciones aéreas, envíos y entrega de paquetes a domicilio, búsqueda y rescate de personas…

Drones baratos para principiantes

No obstante, como no todo el mundo sabe pilotar un dron, es necesario explicar que hay algunos modelos más fáciles de usar que otros que requieren de muchos más conocimientos y experiencia. Seguro que no quieres dañar tu pequeño juguete a las primeras de cambio, así que vamos a recomendarte dos cuadricópteros adecuados para principiantes.

No pierdas la oportunidad de sumergirte en un mundo que te atrapará por completo y con el que evitarás estrellarte en tu primer vuelo. ¿Estás preparado para surcar los cielos e inmortalizar paisajes increíbles? ¡Abrochaos los cinturones, allá vamos!

Syma X5C, el dron ideal para disfrutar de tus primeros vuelos

Aparato de radio control con un mando de cuatro canales (acelerador, timón, alerón y elevador) que tiene dos sticks que podrás mover en todas las direcciones. Con un estabilizador giroscopio de 6 ejes para mejorar el control y una cámara de 2.0 MP con la que podrás capturar momentos espectaculares durante el vuelo. Puede alcanzar una distancia de 50 metros con posibilidad de llegar a 100 metros y cuenta con una función específica para ejecutar piruetas de 360 grados. Está alimentado por una batería de 500 mAh que ofrece al dispositivo una duración de 7 minutos de vuelo.

Por unos 40 euros puedes hacerte con este cuadricóptero de Syma, una de las marcas de drones más reconocidas y destacadas del mercado por mantener una línea homogénea en todos sus productos debido a su calidad, resistencia y precio. Si quieres trastear con quadcopters, este Syma X5C es toda una ganga para empezar. A medida que progreses en tus pilotajes y subas el nivel puedes cambiar al modo avanzado y manejarlo a una mayor velocidad.

Dron Syma X5C

Si quieres conocer su precio, haz clic aquí.

Minidron JJRC Elfie, pilotado con una aplicación móvil

Un dron de calidad con un precio nada elevado, alrededor de 30 euros, y unas capacidades óptimas que lo hacen ideal para que nuestra incursión en el mundo dron sea lo más satisfactoria e instructiva posible. Un dispositivo que pliega sus hélices sobre sí mismo para que quepa en un bolsillo y que cuenta con despegue automático para que lo pongas en marcha sin problemas. La novedad es que no se maneja con mando, sino a través de una aplicación móvil que se conecta a la red wifi habilitada por el dron y con la que se pueden activar y manipular todas las funciones y modos disponibles de los que consta el aparato.

Esta diminuta aeronave portátil lleva incorporada una cámara para realizar fotos y vídeos. Con la app se puede seguir en primera persona (FPV) la visión que tiene el dron para tomar las instantáneas en el momento oportuno. Su modo de altitud constante te ayudará a tomar imágenes estables y sin balanceos. Pulsando un botón podrás activar el modo de vuelta a casa para que regrese al lugar de despegue. Asimismo, tiene la posibilidad de hacer giros de 360 grados para ejecutar imposibles y divertidos flips gracias al eficiente software desarrollado por JJRC.

Minidron JJRC H37 Elfie

Que sea tan pequeño y barato no quiere decir que no sea bueno, tanto como para tener también el modo sin cabeza, es decir, que no debemos de preocuparnos por saber dónde está la parte delantera y trasera del dron, porque podremos pilotarlo sin que se inviertan los ejes y te vuelvas loco con los sticks del mando o aplicación móvil en este caso. En los vuelos nocturnos te ayudarán sus luces LEDs para que tu quadcopter esté siempre visible. La batería permite realizar vuelos de alrededor de 7 minutos. ¡Una buena opción para pilotos novatos que todavía no están seguros de si su afición irá más allá de simplemente probar estos atrayentes juguetes voladores!

Así que ya sabes, si quieres hacerte con uno para realizar tus primeras maniobras y piruetas sin temor a arruinarte por haberte comprado un cuadricóptero demasiado caro, aquí tienes dos drones con buenas prestaciones para experimentar y vivir fantásticas experiencias.

Si quieres saber dónde comprarlo, haz clic aquí.

¿Quieres ver más modelos? Visita nuestra página de drones baratos.

¿Quién inventó los drones?

Seguro que te has preguntado alguna vez quién inventó el dron (o drone, como prefieras llamarlo). Aunque la respuesta no es tan fácil como pueda parecer en un principio, vamos a tratar de contestarla de manera clara y concisa. Súmate a la tripulación de nuestro vuelo, ¡llegaremos en un periquete!

Despegamos. Para responder a la trascendental duda de a quién se le ocurrió la genial idea de un aparato que volase mediante control remoto, hiciese fotos, grabase vídeos en alta calidad e incluso entregase pedidos de esa tienda online en la que compras a menudo, primero hay que aclarar ¿qué es un dron? O más exactamente, ¿qué consideramos un dron? Porque si entendemos por drone cualquier Vehículo Aéreo No Tripulado (VANT), su nacimiento se remonta a más de un siglo atrás. Repasemos sus orígenes legendarios.

Tesla inventó el dron

Nikola Tesla

Fuente: Wikipedia

Cuenta la leyenda que el primero en patentar el Vehículo Aéreo No Tripulado, un antepasado directo del dron, fue nada más y nada menos que Nikola Tesla, el mítico inventor que descubrió la corriente alterna y al que le debemos, además de la electricidad en nuestros hogares, la radio o la lámpara fluorescente. Pues bien, en 1898, Tesla registró la patente de una especie de barco volador, que se manejaría desde el suelo, sin ningún piloto en él. El genial científico serbio-americano pensaba que se usaría principalmente en los conflictos armados entre naciones. Tesla pensaba que podría ser un arma tan mortífera que acabaría con todas las guerras, ya que la sola idea de usarse haría que la batalla no comenzase. Pero nunca construyó este aparato, que se quedó en un diseño bastante detallado. ¿Habría acabado para siempre con la guerra? Lo dudamos mucho, porque es más o menos el mismo concepto que la bomba atómica, y mira cómo estamos…

Drones de la II Guerra Mundial

Los primeros VANT que se construyeron fueron desarrollados durante la I Guerra Mundial, y no se estrenarían hasta la segunda. Al principio, se usaban para entrenar a los operarios que manejaban los cañones antiaéreos. O sea, que solamente servían como un ejercicio de puntería, una especie de tiro al plato. Pero la idea era que estos aparatos sirviesen para lanzar bombas sobre los enemigos, algo que no se pudo conseguir.

En plena Guerra Fría, las potencias mundiales, sobre todo EEUU, siguieron trabajando en crear un dron únicamente con objetivos militares. Durante bastante tiempo no se produjeron avances, ya que el desarrollo de los misiles fue espectacular: se podía acabar con el enemigo desde casi la otra punta del mundo, por lo que los drones ya no parecían necesarios. Pero cuando comenzó la Guerra de Vietnam se retomó la investigación para crear objetos voladores que posibilitasen el destruir objetivos desde el aire. El Departamento de Defensa norteamericano haría increíbles progresos desde los 70 hasta los 90 del siglo pasado.

Quién inventó el dron moderno

Drones domésticos

Los helicópteros RC, como Tesla predijo, han acabado sirviendo para la guerra. Se considera que el primer dron tal y como lo conocemos hoy en día, fue el que creó un ingeniero israelí, Abraham E. Karem. Se le llamó Predator, era un drone armado completamente funcional, y fue usado por la CIA para eliminar un objetivo en Afganistan en 2002, después de los ataques del 11-S.

Desde entonces, estos artilugios se han desarrollado una barbaridad, pero, a dios gracias, no siempre con propósitos hostiles. El mexicano Jordi Muñoz está considerado uno de los pioneros del dron doméstico, que, más que del drone militar, desciende de los juguetes voladores con control remoto, como helicópteros o aviones. Después de enseñar su creación en la web DIYDrones, su webmaster Chris Anderson le compró la idea y, a día de hoy, ambos son dos de los fabricantes de drones más importantes del mundo dentro de la compañía 3D Robotics. ¡Y sus creaciones ya no tienen nada de caseras! Gracias a ellos, los drones tienen todas esas mejoras que nos encantan: GPS, cámara de foto y vídeo, conectividad wifi…

¿Qué harán los drones en el futuro? De momento, tienen un montón de usos, y se pueden ver metidos en situaciones muy locas. Todos los nuevos avances te los contaremos aquí, ¡permanece atento/a a tu pantalla!

Por cierto, si quieres iniciarte en el mundo de los drones, pero no sabes con cuál, te invitamos a leer este artículo.

Aquí tienes algunos modelos que pueden interesarte si quieres empezar a pilotar quadcopters:

Xiaomi rompe el mercado de los drones

La marca china Xiaomi se ha hecho muy conocida en España por ofrecer móviles con una gran relación calidad-precio. Xiaomi se ha adentrado en otros mercados, como el de los electrodomésticos o los hoverboards. Ahora le toca al turno a los drones.

En mayo presentó su primer dron, el Xiaomi Mi Drone, generando una gran expectación, y ahora por fin llega a nuestro país en sus dos versiones: 1080 y 4K. Con un precio inferior a los 600 euros y un buen conjunto de prestaciones premium, rivaliza con modelos que superan ampliamente ese precio, como el DJI Phantom 3 o el Yuneec Q500.

Xiaomi Mi drone

¿Qué debes saber antes de comprar un Xiaomi Mi Drone?

 

Diseño y cámara

Xiaomi ha diseñado un bonito cuerpo de líneas sencillas y elegantes, que recuerda al vuelo ligero y delicado de las libélulas. Cuenta con el característico tono blanco de la marca y tiene una construcción robusta y ligera al mismo tiempo de tipo modular, es decir, permite ensamblar sus cuatro rotores y la batería de manera fácil. Además, sus patas se doblan sobre sí mismas. Este diseño permite que seamos capaces reducir notablemente el tamaño de este quadcopter en poco tiempo para transportarlo a cualquier lugar.

El Mi Drone tiene una cámara con forma esférica con un sensor Sony de 12 MPx y con el procesador de imagen Ambarella, los cuales permiten capturar imágenes con una increíble resolución de 4K a 30FPS en el caso de la versión de 4K o de 1080p a 60FPS e en la otra versión.

El gimbal de tres ejes que la sostiene es una de sus características más destacadas, pues es capaz cambiar su posición 2000 veces por segundo. Además, es a su vez asistido por un sensor de flujo óptico localizado entre la cámara y la cavidad para la batería. Esto te permitirá obtener unas imágenes increíbles.

 

Manejo del dron

El mando a distancia del Xiaomi Mi Drone nos ofrece un control total sobre el movimiento y estado de nuestro cuadricóptero. En él podemos ver el clásico indicador del nivel de batería del Mi Drone y botón físico de encendido, botones de despegue y aterrizaje automático, y un muy práctico botón de “vuelta a casa”, que hará que el dispositivo vuelva a nuestra posición al activarlo. Junto a estos botones automáticos contamos con los dos joysticks para el control de los movimientos del quadcopter.

controlador del mi drone

El controlador dispone de dos antenas que mejoran la recepción de la señal y permiten una distancia de control de hasta 2 kilómetros en la versión 4K y 1 kilómetro en la versión 1080p, lo cual resultará muy útil cuando anexemos nuestro móvil al mando mediante su adaptador incorporado.

Podemos también emplear nuestro móvil junto con el mando a distancia sincronizándolo con la app de Xiaomi disponible para Android para que nos asista en diferentes aspectos del vuelo. Desde simplemente mandar nuestro dron a un sitio específico hasta trazar una ruta tan compleja como queramos, pasando por hacerlo orbitar alrededor de un objeto o avisarnos si la batería comienza a agotarse para el viaje de vuelta a nuestra posición. Además de estas funciones, por supuesto, podremos recibir vídeo en 720p en tiempo real de lo que estamos capturando con nuestra cámara mediante una conexión WiFi.

Finalmente cabe mencionar un pequeño detalle en el controlador que es de agradecer y es una hebilla central que nos permitirá colgárnoslo fácilmente del cuello, ayudándonos a mantenerlo equilibrado en la posición deseada. Sin duda son estos pequeños detalles los que muchas veces marcan la diferencia.

El Xiaomi Mi Drone tiene una batería de 5,100mAh a 17.4V, y que, según Xiaomi nos permite realizar vuelos de hasta 27 minutos. Con esta autonomía, el quadcopter de Xiaomi se sitúa en la media de duración de los drones más conocidos (y que habitualmente son más caros).

No nos extraña que con estas características y este precio, el Xiaomi Mi Drone haya hecho temblar a sus competidores. Quizá pueda ser el inicio de una guerra de precios entre los fabricantes que cuentan con modelos de gama alta o quizá no, el tiempo lo dirá. Lo que sí tiene pinta de ocurrir es que se convierta en todo un éxito de ventas, algo que esperamos anime al sector en nuestro país y haga ponerse las pilas al resto de empresas.

¿Quieres ver qué alternativas puedes encontrar en el mercado al Xiaomi Mi Drone?

 

Cómo convertirte en piloto de drones

pilotar drones profesionales

¿Y si pudieras convertir tu pasión en tu profesión? ¿Y si pasaras de pilotar quadcopters de uso recreativo a pilotar drones profesionales? Ser piloto de drones comienza a consolidarse como una profesión en alza. Para poder acceder a ella necesitas sacarte un título en una escuela autorizada.

¿Sabías que en España hay más de 50 escuelas para entrenar a futuros pilotos de drones? Una vez obtenido el título en alguna de ellas, debes darte de alta en la Agencia Estatal para la Seguridad Aérea (AESA). Según este organismo,n febrero de esta año había tan solo 60 operadores de drones registrados en toda España, incluyendo a empresas, autónomos y particulares. Desde esa fecha hasta ahora, el número se ha quintuplicado hasta los 335 operadores.

Este espectacular aumento se debe a que la tecnología no para de evolucionar y el número de funciones para las que se puede emplear un dron es amplio y va en aumento. En la lista se incluyen tareas como la revisión y mantenimiento de estructuras, edificios o tendidos eléctricos, la fotografía y la grabación de imágenes, las prospecciones, exploraciones arqueológicas, fumigaciones o el control de cosechas. Esta lista podría extenderse en el futuro al uso en labores de seguridad, rescate y salvamento o el control de fronteras, conforme se amplíe la legislación que regula la utilización de los drones.

El perfil de aquellos pasan por las escuelas oficiales de pilotos de drones es bastante heterogéneo, pero abundan los aficionados al aeromodelismo, quienes han estado ya practicando mucho tiempo con drones de uso recreativo. Los cursos suelen costar por encima de los 1000 euros, cifra similar al precio de un quadcopter profesional.

Y a ti, ¿te gustaría ser un pionero y convertirte en piloto profesional de drones? Mientras lo piensas, siempre puedes probar con un quadcopter de uso recreativo, al menos pasarás unos ratos divertidos y es un juguete relativamente económico.

¿Qué tipos de quadcopter hay?

Un quadcopter es un tipo de dron, en concreto es un dron multirrotor. En este blog nos centramos únicamente en los quadcopters de uso recreativo. Para entender mejor los distintos tipos de drones que existen te recomiendo echar un vistazo a este vídeo:

A la hora de decidir tu compra es bueno conocer qué tipos de quadcopter hay en el mercado. Dentro de los quadcopters para uso recreativo, hay diferentes posibilidades en función de nuestras preferencias y presupuesto.

Quadcopters con batería de 3.7V

En esta categoría se incluyen tanto los mini quadcopters como otros drones cuadricópteros de tamaño medio pero que cuentan con esa misma batería. Se caracterizan por estar fabricados en plástico y son una buena opción para quienes se inician porque son económicos, cuestan menos de 100 euros. Son modelos con prestaciones básicas. Su autonomía es inferior a 10 minutos y su batería es de 3.7V. En esta categoría están, por ejemplo, el Syma X5C Exploradores o el Hubsan X4 H107C.
 

Quadcopters con batería de 7.4 V

quadcopter con armazón de eppSon de mayor tamaño y peso y permiten montar cámaras de acción. Suelen llevar un armazón construido con epp, como el que se ve a la izquierda, un material más resistente, y tener características más avanzadas. Su precio también es más alto, cuestan más de 100 euros. En esta categoría estarían el Parrot AR Drone 2.0, que puedes ver aquí, y el Nincoair Quadrone Max.

 
 
 
 

Quadcopters con batería de 11.1 V

Son los más avanzados, los más estables y los que permiten mayor autonomía (en torno a los 20 minutos). Su precio, en consecuencia, aumenta. Este tipo de cuadricópteros está destinado a usuarios con experiencia y también para aquellos que desean grabar vídeos de manera profesional. Aquí situaríamos al DJI Phantom 2 Vision +.
 

Quadcopters FPV

Mando DJI Phantom 2 Vision +Con independencia del tipo de batería que empleen, existe otra categoría llamada FPV, siglas de First Person View. Son aquellos que emplean una cámara y transmiten las imágenes que graban a una pantalla desde la cual se puede controlar también el vuelo. Esta pantalla puede ser la de una tablet o un smartphone.

Un ejemplo es el Pixnor Cheerson CX-30W, aunque cada vez son más numerosos los modelos FPV que permiten pilotar con el smartphone o la tablet o bien acoplar uno de ellos a un mando de control remoto estándar para realizar el control de los movimientos con este mando y dejar que la pantalla del smarpthone o la tablet se limite únicamente a mostrar las imágentes que va tomando el quadcopter.

6 preguntas frecuentes antes de comprar un quadcopter

Si nunca antes has pilotado un avión o un helicóptero por radio control, si eres completamente novato/a en el mundo de los drones, es normal que te surjan muchas dudas antes de comprar uno. En esta pequeña guía te ofreceré algo de ayuda.

Pilotar un dron1. ¿Es difícil pilotar un quadcopter?

Manejar un quadcopter no te resultará complicado si eres aficionado al mundo del aeromodelismo y has pilotado otros helicópteros o aviones. Si no es así, debes practicar un poco antes de poder dominarlo. Muchos quadcopters vienen con dos modos de vuelo, uno para principiantes y otro para usuarios más avanzados, lo que facilita el proceso. Si el quadcopter es pequeño, puedes empezar utilizándolo solo en el interior de tu casa, despejando la habitación y con una superficie blanda en el suelo como una alfombra o una esterilla para evitar que se dañe.
 

2. ¿Se puede volar con viento?

Las corrientes de aire afectan al vuelo, especialmente conforme el aparato va ganando altura, y pueden hacer que su rumbo varíe. Por regla general, cuanto más grande y pesado sea el dron, más estable será. Sin embargo, es conveniente no volar los días de viento, especialmente si este es fuerte, para evitar que nuestro cuadricóptero se pierda.
 

3. ¿Se necesita una licencia para utilizar el quadcopter?

Los pilotos de quadcopters para uso recreativo no necesitan una licencia. Para más información sobre permisos y seguridad conviene consultar la web de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea: http://www.seguridadaerea.gob.es/lang_castellano/cias_empresas/trabajos/marco_drones/preguntas/default.aspx
 

4. ¿Dónde puedo volar mi quadcopter?

Hay quadcopters de pequeño tamaño, como los mini, que pueden volarse en el interior de una casa. Si vas a volar en el exterior, según la normativa española solo puedes hacerlo en una zona no habitada y nunca sobre aglomeraciones de personas al aire libre, es decir, parques, playas o campos de fútbol. Lo ideal es ir a sitios habilitados para esta actividad o al campo, siempre lejos de árboles y otros obstáculos. Hay que evitar también volar cerca de líneas de alta tensión, que interfieren con el sistema de navegación del helicóptero y nos pueden hacer perder el control.
 

5. ¿Es fácil que un quadcopter se pierda?

Es fácil que esto ocurra si no se toman una serie de precauciones. Para empezar, es necesario controlar el tiempo de vuelo. La mayoría de este tipo de drones tiene una autonomía limitada, por lo que es imprescindible llevar un cronómetro. Hay modelos avanzados que detectan cuándo hay poca batería y regresan al punto de partida, pero los más económicos, para principiantes, carecen de esta función. Es recomendable comprar alguna batería extra. A la hora de cambiarla debe esperarse unos diez minutos para que los motores se enfríen.

Otro error común es volar a demasiada altura. Cada modelo tiene una distancia máxima de control y si se rebasa, lo perderemos y acabará desplomándose en algún sitio. Antes de volar es aconsejable también apuntar tu nombre y teléfono, por si se pierde y alguien lo encuentra, que pueda devolvértelo.
 

6. ¿Dónde comprar un quadcopter?

Existen varias tiendas físicas y online que comercializan quadcopters. Algunos ejemplos son Amazon, HobbyTron y Focalprice.